Make your own free website on Tripod.com

Pablo nos visita en casa de Lucero®

 

ANGUSTIOSA ESPERA

Transcurre una calurosa y amena tarde en casa de Lucero, donde las muchachas del chat se han reunido para conocerse entre ellas mismas y sobre todo conocer a su actor favorito, Pablo Martin, quién les robó el corazón con su interpretación de José Simón Landaeta en la telenovela “Girasoles Para Lucía”, transmitida por la cadena Univisión.

Todo está listo… sólo esperan la llegada de Pablo Martin; mi esposo (Boricua) y yo salimos a recogerlo al hotel.  Las muchachas están impacientes, deseosas de conocerlo y conversar con él, saber sus gustos, cómo es en realidad su actor preferido.

Algunas de ellas se encuentran conversando en uno de los salones de la casa mientras observan el panorama de la bahía, otras en la puerta de entrada, fumando un cigarrillo para calmar su inquietud mientras aguardan la llegada de su estrella.  Todos esperan ansiosos conocer al galán que las hizo suspirar más de una vez.

De repente, se oyen pasos en el pasillo de entrada, las chicas bajan corriendo las escaleras, …¡por fin llego!!

Después de abrazarlo, besarlo, papacharlo y fotografiarlo, nos acomodamos a escuchar sus declaraciones y a conocer un poquito más de nuestro galán.

SOBRE SU PERSONALIDAD

Nos habló sobre sus características, y se calificó como indeciso, sentimental y humanitario. Ser indeciso, nos revela, es una de sus debilidades; humanitario por que le gusta mucho ayudar a la gente necesitada, y sentimental por que es muy débil y susceptible para todo.

Sobre sus virtudes nos dice “no soy quien para decir que virtudes tengo, más bien creo que eso lo dice la gente que me conoce”.  Aunque no pudo negar que una de sus virtudes es ser analítico ya que analiza muchísimo las cosas y no es una persona de decisiones rápidas; por el contrario, es una persona de mucho raciocinio. Sobre sus defectos declara ser muy impaciente, impuntual, indeciso y le cuesta muchísimo decir "No".

Lo que más le gusta de una persona es su sencillez y su transparencia; puede ser pobre, rica, guapa, fea, pero si no es verdadera no va con él, la falsedad no la puede ver.  Así mismo, nos cuenta que detesta la gente malcriada, la injusticia y la altanería en general.   No le gusta que nadie trate de corregir a nadie de mala manera, “…por eso no me gusta ser empleado, sino ser yo mismo mi propio jefe, mi dueño y tratar de dar ejemplo de cómo se deben hacer las cosas” manifiesta. 

Admira a todo aquel que haga algo pro-progreso, como a la madre Teresa de Calcuta y a la gente que se dedica a ayudar.  Como buen creyente que es, también admira a Jesucristo.   Por otro lado, nos cuenta que detesta la política y sobre todos a los políticos.

Nuestro galán se considera bastante ambicioso, de la manera más sana posible claro está, aunque cuando se da cuenta que se está dejando arrastrar mucho por el deseo material ó cuando llega al límite, para; aunque, para mantenerse en la posición que desea tiene que serlo.

LO MEJOR Y LO PEOR QUE LE HA SUCEDIDO

Cuando le preguntamos cual ha sido el mejor día de su vida, nos responde con una sonrisa, que el mejor día de su vida será cuando le salga un contrato millonario y echa una carcajada contagiosa… pero ya hablando en serio nos explica que han sido muchos; para poner un ejemplo, nos cuenta que sus mejores días son cuando después de mucho tiempo se reencuentra con su familia, ya que siente una sensación maravillosa, de saber que tiene a sus padres y hermanos a su lado.

Sobre su peor día nos cuenta que fue cuando llegó a Perú por primera vez, recuerda que fue un Sábado por la noche a la 1:00 a.m., y el Domingo tenía que presentarse a trabajar.  Llegó esa noche directo del aeropuerto al hotel, se sentía cansado, con hambre y no tenía nada que comer, tuvo que salir a esa hora a buscar comida y finalmente se fue a descansar, al despertar por la mañana realizó que era Domingo 14 de febrero, Día de San Valentín, y el verse y sentirse sólo en una ciudad nueva, donde no conocía a nadie, le causó una depresión enorme que se puso a llorar como un niño. 

Considera que la fama es un invento casi perfecto.  El lujo, el dinero, ser importante, todo es muy bonito, pero la gente no se da cuenta que detrás de todo eso hay mucha soledad, tristeza y el artista es como a cualquier otro ser humano que siente y padece, nos explica.  A él le alegra mucho el sentirse acompañado, rodeado de buenos amigos entre los cuales haya armonía y alegría.

Cuando le preguntamos sobre su mayor frustración nos contó que la experimentó cuando decidió incursionar en la actuación, la vez que fue a presentarse a una agencia de modelos en Madrid para buscar  trabajo, recuerda que incluso llevaba en un papelito la dirección para no perderse y cuando finalmente llegó, le salió una señora, a quien luego de presentarse le ofreció sus servicios; la mujer, luego de mirarlo de arriba a abajo, le dijo que ellos trabajaban con gente de otro nivel.  Esto fue un reto para él y marcó definitivamente su vida, pues decidió que iba a lograr no sólo ser modelo, sino también actor y lo cumplió.  Recuerda que aquel día lloró muchísimo.  Ahora cuando se mira en pantalla, se dice el mismo “Pablo, súbete el ego”, ya que a veces no tiene a nadie que le diga “que bien está tu trabajo” y eso es triste, comenta; sin embargo una de las cosas que le anima mucho es ver a las fans demostrándole cariño. 

Por Perucha®

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------